Elena Liliana PopescuA ti, que estás abriendo este libro …


Trata de dejar de lado las preocupaciones del día para poder entrar juntos en la realidad del Sueño llamado Poesía, abriendo la puerta de tu corazón a estos versos escritos especialmente para ti.

Nacieron en mi corazón cuando les tocó desprenderse del mundo de las formas-pensamientos y revestirse en el mundo de las formas-palabras, para presentarse, cuando hayan cumplido su destino, a la ceremonia del encuentro contigo, lector.

La simplicidad que en su esencia significa la Verdad no puede expresarse más que por el silencio. Todas las palabras del mundo lo único que hacen es intentar describir el silencio.

El conocimiento de sí mismo, el ideal más simple y el más difícil de alcanzar es la finalidad de cada hombre por separado y la del mundo entero y a ella se subsume toda nuestra búsqueda. Algunas veces la búsqueda cobra la forma de lo que podemos llamar poesía.

Los poetas vienen y se van, dejando su empeño por descubrir el rostro invisible de la Poesía, la cual nos mira sin juzgarnos desde el otro lado del velo de la Ilusión».

Elena Liliana Popescu

Traducción del rumano por Joaquín Garrigós
home > novedades
px

POESIAS por George Ioana

ME TRAJO UNA ESTRELLA

Me trajo al mundo
Una estrella, que dej ó
Rastros centelleantes
En el cielo anublado.

¿Fue una señal? Podría ser,
Pero todo lo que sé con certeza
Es que me dejó el deseo
Y como un sueño eterno

El amor por una flor
Y por todo lo que vive
Y por el vuelo que
Quiero desde siempre.

TE VEO EN MI SUEÑO

Te veo pasar en mi sueño como una reina
por un jardín lleno de cuentos,
y en tu camino las flores se inclinan
cuando serena les sonríes .

Pusiste en tu pecho un pequeño crisantemo,
y llevas lotos blancos en tu pelo.
Y en la frente, una hermosa diadema
Con filigranas de amores y estrellas.

Pasas como el viento por el huerto.
Fluyes en vuelos maravillosos, lentos,
y en tu camino las mariposas vienen ,
a verte en enjambres vivos, incontables.

Te acercas paso a paso a mi anhelo,
tu enciendes en mi corazón miles de estrellas
y me despierto del feliz instante,
esperando que llegaras de verdad, un día.

CUANDO SONRIES

Cuando sonríes,
quisiera coger de tus labios
los sueños,
las eternas llamadas mudas
y de tus ojos, los deseos,
que no se realizaron.
Dividamos en dos una estrella,
pero dejemos la tierra entera
para nuestros semejantes.
Echemos los relámpagos de la mirada,
los relámpagos
y de los labios,
las respuestas de ortiga;
Enfrentemos como las tormentas, las montanas
como los voladores las sendas del abismo,
y como los hombres, las arrugas de la frente...

NOS CONOCÍMOS EN EL MES DE MAYO

Nos conocimos en el mes de mayo
Y te amo tanto,
Mi hermosa Theodora,
Que quisiera que me dieras
Siempre tu sublime beso
Antes los ojos de todo el mundo.

¡La primavera está en mi alma!
De tu encanto y tu perfume
Me hice un credo de la vida
Y de mi juventud errante
Casi no quedaron siquiera las cenizas,
El pasado me parece envuelto en la niebla.

Te veo en mi sueño, en un jardín
Con tilos viejos y miles de flores
En la orilla umbrosa del lago
Miras las aguas claras
Y sientes los escalofríos del amor.
Yo siento que estoy feliz.

Estás sentada en la hierba sedosa
Y tiendes tu mano hacia al lago
Para contar las flores de loto…
¡Te veo tan hermosa!
Te miro siempre y me callo.
Mirándote, empiezo a sufrir.

…En los ramos tiemblan los céfiros
Y las hojas de los tilos se inclinan;
Tú me guardas, ruborosa…
Te sientes en el umbral de la felicidad
Y quisieras sentir el instante divino
Del dulce sueño de muchacha.

(El 7 de junio de 1943, Râmnicu Sarat )  

Versión español: Vlad Copil y Liliana Popescu



Copyright © 2003- 2007

En français In english In romana